15 julio, 2016

EL BARCO Y EL MAR





Viento en popa, navegando,
iba el barco, que es mi vida;
el amor lo iba guiando,
la ilusión lo iba llevando,
con las velas extendidas.


Un cielo limpio y azul,
sin nubes en lontananza,
bañaba el mar con su luz,
tú eras mar y juventud,
yo era barco y esperanza.


De pronto una leve brisa
se convirtió en tempestad,
el mar perdió su sonrisa
y el barco, que iba de prisa,
zozobró en medio del mar.


Pobre barquito velero,
a la deriva en el mar,
sin el soplo de un “te quiero”.
Pobre barquito velero,
que no puede navegar.


Gritando va su tormento,
para que lo oiga el mar,
pero todos sus lamentos
se los ha llevado el viento,
nadie lo puede escuchar.




YOSOYASI

No hay comentarios: