11 enero, 2011

MARIPOSA DE AMOR



Fue por julio, y fue una tarde cálida,
de pronto noté una fresca brisa
que traía en su seno la sonrisa
de una mariposa, aun crisálida.

Volví a escuchar su risa en la alborada,
se eclipsaron de pronto las estrellas,
en el cielo brillaba una más bella
que llenó con su luz la madrugada.

Luciérnaga en mis noches y en mis días,
mariposa de amor enamorada,
torbellino de luz y de alegría;

ya no veo tu brillo en la madrugada
pero llevas para siempre, amiga mía,
un alma a tu luz encadenada..



YOSOYASI

No hay comentarios: