20 noviembre, 2008

UN TREN QUE VUELA


Miro mi presente triste e inseguro,
pensando en mi monótono pasado,
con esa sensación de haber dejado
lo mejor para mi efímero futuro.

)(

Me subí al tren, llamado el de la vida
que al principio avanzaba lentamente,
pero ahora ha cogido la pendiente
a una velocidad desconocida.

)(

Pongo a un lado mis múltiples errores
y al otro mis poquísimos aciertos;
ningún oasis vi en este desierto
que es mi vida llena de sinsabores.

)(

Creo que aprendí bien la lección
que el pasado a mi vida fue enseñando,
y ahora que este tren ya va volando,
no sé si cambiará mi situación.

)(

Gracias a la magia de este medio
comprendí que la vida es otra cosa,
que además de la espina está la rosa,
que el amor y la pasión vencen al tedio.

)(

Doy las gracias con esta poesía
a alguien muy especial en mi existencia,
que supo, con cariño y con paciencia,
cambiar mi tristeza en alegría.

)( )( )( )(

yosoyasi


1 comentario:

lola dijo...

Ah los trenes!
Lo hermoso de la existencia, es darnos cuenta que alguien dejo momentos positivos en nuestra vida. ¿Y que vengan más…! ¿verdad?

Saludos