24 octubre, 2008

PROMESA ROTA


Sé que estás y no te veo,
que hablas y no te oigo,
que escribes y no te leo,
así estoy como un reo,
despreciado, ciego y sordo.

-._.-=-._.-=-._.-

Dolorosa circunstancia,
tristeza y desolación,
cada vez hay más distancia
entre tu estancia y mi estancia
por culpa de la razón.

-._.-=-._.-=-._.-

Escribes tus comentarios
y los dejas en el viento,
porque el viento es tu diario,
pero también mi sudario
donde pongo mis lamentos.

-._.-=-._.-=-._.-

Mi tristeza y tu alegría,
encontrados sentimientos,
que fluyen amiga mía
y se cruzan día a día
por los caminos del viento.

-._.-=-._.-=-._.-

Sé que rompo mi promesa
que una noche desgraciada
puse encima de tu mesa,
pero tómalo, princesa,
como una cosa aislada.

-._.-=-._.-=-._.-

Perdona mi atrevimiento,
sé que puedes perdonar,
solo fue el abatimiento
que me ganó en un momento
de extrema debilidad.

-._.-=-._.-=-._.-=-._.-=-._.-

yosoyasi

2 comentarios:

Lola dijo...

Me gusta leer tus poemas, sonetos, octavillas… No importa si tienes pocos o muchos comentarios, eso es lo de menos, estoy segura que entran a leerte y lo que escribes nos gusta, lo alegre, la melancolía…. Como los poetas, según su estado de ánimo. Escribes estupendamente, tú lo sabes y nosotros también.

Saludos

yosoyasi dijo...

Gracias, Lola, por tu amabilidad. No sé cuantas personas leen lo que escribo, pero estoy seguro que, al menos una, sí que lo hace, jajajajajaja.
Un beso para mi fans Nº uno