06 octubre, 2008

GRAN HOTEL, pero menos


Estaba yo un día aburrido,
como suele suceder,
cuando un domingo de enero
le pregunté a mi mujer:
¿Por qué en el mes de febrero
no nos vamos de weekend?,
y es que, como soy tan culto
se lo pregunté en inglés.
Ella me dijo que sí,
que le parecía bien,
y a unos buenos amigos,
esos amigos fetén
que todo el mundo tenemos,
se lo comenté también.
Total que a unos y a otros
les pareció superbién,
y en una agencia del pueblo
reservamos un hotel.
A este hotel, como es muy grande,
le llamaban "GRAN HOTEL",
gran hotel por superficie,
por otra cosa no sé,
pues todos los que allí había
estaban hasta el tupé.
-"Vaya M. de servicios"
oí decir a un francés,
y unos críos se quejaban
de que no "iba" internet.
Demasiadas deficiencias
pa'llamarlo gran hotel.
Pero lo que son las cosas,
depende con quien estés
para pasarlo de pena
o pasártelo fetén.
Nosotros, como por suerte,
nos llevamos superbién,
disfrutamos como niños
en esta birria de hotel.
Esto que escribo, señores,
como pueden comprender,
es solo para alertar
al que reserve el hotel,
de lo que se va a encontrar
cuando se acomode en él:
"comerás si entras pronto,
si no, te irás sin comer,
y, como es todo incluido,
vas y pides de beber,
y te dicen agriamente
que eso solo era ayer,
que hoy hay que pagar,
que son normas del hotel".
¡Ah!, que se me olvidaba,
el sitio no lo nombré:
está en la Cala de Mijas,
y, para llegar a él,
tuve que dar veinte vueltas
y preguntar por doquier.
Resumiendo, mi consejo,
si un viaje van a hacer,
es que borren de su ruta
al llamado "GRAN HOTEL"

2222

yosoyasi

1 comentario:

Lola dijo...

jajja. Lo tendre en cuenta. Gracias.
Buena semana