03 agosto, 2008

A LA FUENTE DE LA PLAZA (soneto)


En el pasado surtidor hermoso
que impregnabas nuestra plaza de frescura
símbolo eras de paz y de cultura,
a tu lado encontrábamos reposo.

22

Pero pronto dejaste de verter
el líquido elemento por tus caños
y vemos como al cabo de los años
en desierto se ha trocado tu vergel.

22


¿Por qué el encargado de cuidarte
ha dejado que te apagues de repente
desviando tu caudal hacia otra parte?

22

Me temo que este pueblo no es consciente
del daño que supone el no dejarte
que aportes tu frescor al medio ambiente.

2222

yosoyasi

1 comentario:

Lola dijo...

Que alegría dan las fuentes. Pero cierto es que hay que sacrificar esa bonita visión, por escasez y recorte en beneficio de todos.
Besos